“Fósforos quemados” de José Edgardo Diaz ya está disponible en preventa

Nos entusiasma saber que estamos a pocos días de entrar a imprenta con el primer libro de nuestra colección de poesía. Hace unos meses nos preguntábamos si era posible sortear las dificultades económicas de la Argentina y apostar por la poesía. Sí, es posible. Es posible gracias a tu apoyo. Al apoyo de los lectores, suscriptores y activistas de la página pidotiempo.com. Son sus energías y ganas las que lo hacen posible. Si estuviéramos solos esto sería imposible.

¿Cómo se come esto? y otros poemas de Gerardo Montoya

Un 50 Tengo un amigo fotógrafo que hace ya dos ocasiones me incita a comprar entusiasmado un 50 para registrar lo cotidiano y recallearlo como feliz. Todos los poemas hablan de America habla del faso Micheal Robbins escribe fumado escuchando a Cannibal en la merienda acompañado de Perdita, su gato otro cliché agorafobias compartidas Borges,... Leer más →

Nubes de tormenta, poema de J. E. Diaz

El cielo explota en hongos. El chillido de un colectivo llega y sigue llegando, como un bucle de disparos lentísimos. Subo la música; dos jóvenes bailan en soledad, al límite de la velocidad del ojo, giran como huracanes frágiles. A su alrededor se alejan las palomas. Practican la danza de picotear las migas de la... Leer más →

Seis haikus

Un día de tranquilo placer, El monte Fuji está velado Por brumosa lluvia. Basho (1644-1694) Mil pequeños peces blancos Como si hirviera El color del agua Raizan (1654-1716) El ruiseñor canta, su pequeña boca abierta. Buson (1715-1783) Ha llevado su niño a la cama, Y ahora lava su ropa; La luna del verano. Issa (1763-1827) Anoche... Leer más →

Tres poemas de Fabián Casas

Después de largo viaje Me siento en el balcón a mirar la noche. Mi madre me decía que no valía la pena estar abatido. Movete, hacé algo, me gritaba. Pero yo nunca fui muy dotado para ser feliz. Mi madre y yo éramos diferentes y jamás llegamos a comprendernos. Sin embargo, hay algo que quisiera... Leer más →

18 cuentos de Lydia Davis

La treceava mujer En una ciudad de doce mujeres vivía una treceava. Nadie aceptaba que vivía ahí, no llegaba ninguna correspondencia para ella, nadie hablaba de ella, nadie le vendía pan, nadie le compraba nada, nadie devolvía su mirada, nadie tocaba su puerta; la lluvia no caía sobre ella, el sol nunca brillaba sobre ella,... Leer más →

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: