La lengua del diablo, cuento de Kaita Murayama

I Una noche serena a principios de mayo, alrededor de las once, estaba en el jardín contemplando el azul profundo del cielo cuando, de repente, se escuchó una voz en la puerta: «¡Telegrama!». Al abrirlo encontré lo siguiente: «CUESTA KUDAN 301 KANEKO». Me extrañó mucho. ¿Qué significaba eso de 301? Kaneko era el nombre de... Leer más →

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: