El amor de una mujer generosa, cuento de Alice Munro

El amor de una mujer generosa Desde hace un par de décadas hay un museo en Walley dedicado a conservar fotografías, mantequeras, arreos de montura, una vieja butaca de dentista, un engorroso artilugio para pelar manzanas y demás curiosidades, como aquellos pequeños aisladores de porcelana o vidrio tan bonitos que se ponían en los postes... Leer más →

Dos cuentos de Spencer Holst

Hubo una vez una demostración de cortesía rusa. Hay en Rusia una ciudad bastante grande el centro de una vasta zona árida. En esta ciudad hay un club de ajedrez y quienquiera, en toda esa zona, esté seriamente interesado en el ajedrez, pertenece a este club.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑