Tobermory, cuento de Saki

Era una tarde lluviosa y desapacible de fines de agosto durante esa estación indefinida en que las perdices están todavía a resguardo o en algún frigorífico y no hay nada que cazar, a no ser que uno se encuentre en algún lugar que limite al norte con el canal de Bristol. En tal caso se... Leer más →

Dos cuentos de Spencer Holst

Hubo una vez una demostración de cortesía rusa. Hay en Rusia una ciudad bastante grande el centro de una vasta zona árida. En esta ciudad hay un club de ajedrez y quienquiera, en toda esa zona, esté seriamente interesado en el ajedrez, pertenece a este club.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑