¿Qué es una reseña?

La reseña literaria es una breve evaluación crítica de una obra capaz de ser noticia. Esa es, en una oración, la definición que usamos en pidotiempo para trabajar las reseñas.

El voraz mercado editorial actual ha cambiado los objetivos que dan razón de ser a las reseñas literarias por la necesidad de producir ventas en lugar de lecturas. De esta manera es que reseña y publicidad a veces son confundidas como una sola cosa.

Es necesario recordar que el eje central de una reseña es informar. En primer lugar el reseñista informa que existe una obra de determinadas características, en relación con antecedentes. Y en un segundo momento que puede ser – o no – una lectura de interés para cierto público.

La reseña tiene en su brevedad e intensidad una cara de diamante. Su alcance y precisión deben calibrarse al extremo para transmitir la sed de lectura sin saciarla. A una buena reseña nada se le puede quitar sin arriesgarse a perder sentido.

La reseña incluye juicios de valor por parte del reseñador. Idealmente estos son objetivos, o al menos siguen una técnica que persiga la imparcialidad. Para evitar caer en la zanja de las reseñas de youtube – mejor denominadas como recomendaciones – es necesario cuidarse de dar una opinión en lugar de ofrecer argumentos para sostener el juicio. Esto no quita al reseñista la posibilidad de incorporar sus propias interpretaciones de la obra pero le advierte de cuidarse de su propia voz.

Además la reseña debe ser capaz de ser noticia ya que buscará vincularse con la actualidad. Ya sea que trate sobre una obra recién publicada o que por distintas razones sostenga su vigencia en el tiempo.

Finalmente la reseña es un género y como tal es una convención sujeta a cambios y adaptaciones que la hagan práctica en su misión de transmitir el mensaje. Con lo que les confesamos, y por este motivo no nos extendemos demasiado, que nos vamos a divertir escribiéndolas. Es decir, creando, destruyendo, transformando y recreando.