Chica wow, José E. Diaz

Chica wow

 

Mi chica wow entrena en el parque,

camina kilómetros y kilómetros

para este verano

usar una tanga.

 

Oh mi chica wow,

se mueve con glamour

sobre el asfalto hervido;

calzas con líneas fucsias,

zapatillas fucsias,

brochecito en el pelo.

 

Hay un patán de músculos tuneados;

la ve con la mandíbula apretada

y una botellita ridículamente diminuta.

 

¿Qué preguntas se hará mi chica wow?

Migra de una pista a la otra,

como un ave,

más que mía es del aire.

 

Mi chica wow entrena en el parque,

sobre los latidos del asfalto,

camina kilómetros a la redonda

perdida entre la gente.

Anuncios